INICIO - Logotipo Museu Castell Peralada  
  Estás en >Visita al Museo > Iglesia-Claustro  
Iglesia-Claustro
 

La iglesia es gótica. En el tímpano de la fachada destaca un grupo escultórico de la Virgen con el Niño flanqueados por ángeles de mediados del siglo XIV. Es de una sola nave con capillas laterales y cubierta de madera, es decir, responde al tipo usual de iglesia gótica catalana de orden mendicante.

Esta es la iglesia del convento, a pesar de que hoy mucha gente la conoce como la capilla del castillo. A pesar de ser gótica, en el interior se aprecia una importante restauración llevada a cabo por los condes en la década de 1880, que pretendía recuperar el estilo gótico que había quedado enmascarado a causa de las reformas barrocas llevadas a término por los frailes mientras habían habitado en el convento.

El ábside por ejemplo se rehizo completamente en estilo gótico, se estucó toda la nave imitando los sillares del ábside y al derruir la falsa bóveda se descubrió el artesonado policromado en estilo gótico mudéjar, original de la iglesia. Esta restauración comportó también la excavación de una gran cripta funeraria, sobre la que se extendió un suelo de azulejos con el arma parlante de los Rocaberti, el roc.

No tiene objetos originales de los frailes. Las obras de arte actuales son de época de los condes o de Miguel Mateu. Por lo que se refiere a las colecciones hay que destacar los tres tapices del ábside, hechos en Bruselas en el siglo XVII, especialmente importante el central, hecho a partir de un cartón de Rubens, y la colección de plata cordobesa desde finales del siglo XVI hasta el siglo XVIII.

Habría también que destacar el Cristo en la cruz de la primera capilla, una talla del siglo XVI, aunque aún muy gótica de estilo, que va sobre un cordobán de la misma época, que completa la escena del calvario representando a Maria y San Juan, pero que en origen no formaban parte del mismo conjunto.

Finalmente hay que destacar los dos capiteles de los extremos del presbiterio, procedentes de la portada del monasterio de Sant Pere de Rodas; uno de ellos es del Maestro de Cabestany (uno de los grandes escultores románicos, activo en España, Francia o Italia) y el otro de su taller. Además, todos los altares de las capillas de la iglesia se sustentan en capiteles románicos.

Esto nos lleva a hablar de la única colección de museo que no fue formada por D. Miguel Mateu: la colección lapidaria expuesta en el claustro. Esta fue adquirida ya por los Condes de Peralada a un maestro de Figueras, el Sr. Trayter, que además de coleccionista fue el primer profesor que tuvo Salvador Dalí. Los condes le compraron toda la colección en bloque, precisamente porque querían utilizar los capiteles para hacer las bases de los altares de la iglesia, que en aquel momento estaban restaurando. Todas las piezas que no utilizaron, quedaron almacenadas en la sacristía y después en el patio del castillo. Al comprar el castillo el Sr. Mateu encontró esta colección y decidió colocarla en el claustro, pues el carácter de las piezas favorecía esta ubicación, dado que la mayoría son lápidas y osarios, además de capiteles, claves de bóveda...

Hay que destacar también en el claustro, aunque fuera de esta colección los dos cañones medievales procedentes del castillo de Púbol: se trata de un cañón pesado, inmóvil y de una culebrina, un cañón ligero que permitía movilidad rápida.

 
 
Fotografías representativas  
 
Visita virtual a la Iglesia y al Claustro:
  Panorámica 1
Panorámica 2
Panorámica 3
Plaça del Carme, s/n 17491 PERALADA (Girona) - Tel. 972 53 81 25 - Fax 972 53 80 87 - e-mail infomuseo@castilloperalada.com